Los mineros, esos privilegiados

 

Hoy se conmemora la festividad de Santa Bárbara, patrona de los mineros, cuando el dolor por la muerte de los seis trabajadores del pozo Emilio del Valle, en Llombera de Gordón, sigue lacerando los corazones de sus familiares, amigos, compañeros, y en general, de todas las comarcas mineras que saben lo traicionera que es la mina.

Hoy todavía cierro los ojos y me viene a la mente uno de mis primeros recuerdos, el de mi abuelito cantándome, casi en un susurro, el himno de los mineros. Cuántas veces me dormí escuchando esas palabras que, por aquel entonces, no me decían nada, pero que ahora, por desgracia, se tornan más reales que nunca.

Recuerdo también cuando, hace año y medio, cientos de mineros se lanzaron a las calles para defender aquellos derechos, privilegios para algunos, que tanto les costó conseguir cincuenta años atrás. Fueron ellos quienes, una vez más, nos dieron al resto de ciudadanos, una lección de dignidad y saber hacer. Fueron ellos quienes consiguieron que miles de personas salieran de su letargo y levantasen sus culos del sillón para unirse a su lucha que, al fin y al cabo, es la de todos. En aquella ocasión tuve la suerte de participar en el último tramo de la Marcha Negra, en su llegada a Madrid, y todavía hoy no encuentro palabras para describir la sensación que sentí al ver una ciudad completamente tomada por la gente, de todas edades y condiciones. El aliento contenido, los aplausos interminables al paso de la columna de mineros, a quienes se unieron de buena gana los ‘bomberos quemados’, y las lágrimas que pocos pudieron contener cuando los héroes del pueblo alcanzaron, después de 19 días caminando, la Puerta del Sol.

392

Paso de la Marcha Negra por León

LA "MARCHA NEGRA" LLEGA A LA PUERTA DEL SOL

Los mineros, a su llegada a Madrid

Curiosamente, los mismos medios de comunicación que por aquel entonces les compararon con terroristas, fueron los primeros en lamentar, a voz en grito, la trágica pérdida de seis compañeros el pasado 28 de octubre.  Un accidente que, para muchos, no lo es tanto, pues los más expertos llevaban días avisando de que el tajo estaba “raro”, incluso algunos llegaron a pedir la baja para no tener que entrar. Pero eso es harina de otro costal y no me corresponde a mi determinar las causas del siniestro. Sólo espero, al igual que las mujeres, padres, madres, hijos, hijas, hermanos, hermanas, y demás allegados de los fallecidos, que la investigación llegue hasta el final, que caiga quien tenga que caer, y que no se intente tapar nada.

bcd842d855b7721042d855b77210b40c0a0a____

Mineros del pozo Nicolasa, en 1962

6dd842d855b7721042d855b77210b40c0a0a____

Mineros de Mieres, celebrando el día de Santa Bárbara, en 1962

Para terminar, os dejo con un artículo aparecido en La Marea pocos días después del accidente, que resume perfectamente lo que supuso la lucha minera en los 60 y en qué ha terminado la cosa ahora. Está escrito por Antonio Maestre y es, sencillamente, brillante. http://www.lamarea.com/2013/11/03/llanto-por-la-muerte-de-6-privilegiados/

Un abrazo.

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s